Apoyo contra el instrusismo profesional

Hoy, la Asociación Española de Podología Deportiva, la Federación Española de Medicina del Deporte y la Sociedad Española de Biomecánica y Ortopodología, han hecho un comunicado conjunto sobre el intrusismo en la realización de estudios biomecánicos de la pisada, que ha sido firmado y consensuado por las tres insituticiones.

En tulesiodeportiva.com hemos querido hacernos eco de dicho acuerdo que respaldamos y apoyamos.

COMUNICADO

La Asociación Española de Podología Deportiva -AEPODE-, la Federación Española de Medicina del Deporte -FEMEDE- y la Sociedad Española de Biomecánica y Ortopodología -SEBIOR-, tienen a bien consensuar este comunicado sobre la proliferación de supuestos “estudios biomecánicos y análisis de la pisada”, realizados por personal no cualificado, tanto en grandes superficies, como en tiendas de zapatillas deportivas y ortopedias. De un tiempo a esta parte, dichos estudios, son anunciados como reclamo publicitario. Queremos aclarar que la complejidad que conlleva la valoración biomecánica del deportista, requiere un análisis del movimiento, estudio articular y muscular que ha de llevarse a cabo por profesionales de la salud acreditados académicamente (Médicos o Podólogos principalmente), sobretodo, cuando pueden asociarse al deporte, lesiones que requieren un buen diagnóstico. El uso de plataformas barométricas, escáner plantar y demás métodos de diagnóstico, constituyen unos elementos que, por sí solos, no pueden dar un diagnóstico sin la valoración del profesional cualificado. Los podólogos y médicos especialistas, queremos de manera unitaria, transmitir a las autoridades pertinentes (Ayuntamientos, Consejerías de Sanidad y Ministerio de Sanidad y Consumo, así como a la población en general), nuestra inquietud ante lo que consideramos un fraude y un peligro para la salud del deportista. Por estos motivos, consideramos conveniente que se tomen las medidas oportunas para conseguir frenar lo que consideramos un acto de intrusismo hacia los profesionales sanitarios y un serio problema de salud pública.

Un afectuoso saludo,

Ángel González de la Rubia (Presidente AEPODE), Pedro Manonelles, Presidente FEMEDE, Guillermo Lafuente (Presidente SEBIOR)

La imagen de la superación y la perseverancia

Brenda, llegada a la meta.Se llama Brenda Martín, tiene 46 años y virtudes difíciles de encontrar:  fuerza, tesón, sacrificio, motivación y perseverancia. Madre de cuatro hijas (como ella misma dice una de producción ajena y tres de producción propia), Brenda se ha encontrado a si misma ‘corriendo’.
Cada palabra suya, cada confesión, transpiran su pasión por el deporte, un ingrediente distinto de este testimonio que a buen seguro contribuirá a que los seguidores de tulesiondeportiva.com encuentren el empujón definitivo para iniciarse en la actividad física.
Lean: “Correr me mantiene cuerda, casada y contenta. El hombre con el que vivo y mis hijas saben de sobra lo conveniente que es para la armonía familiar que la ‘sargento Martín’ se aplique en su carrerita diaria’.

“Después de mi tercer embarazo decidí empezar a cuidarme y me apunté a un gimnasio. Pero la verdadera historia comienza cuando mi marido, corredor de maratones, se lesionó tras haberse inscrito en el Maratón de Nueva York de 2005. Fue entonces cuando me propuso intentarlo yo”.

Brenda pensó que era una locura, pero decidió probar una mañana de domingo, siguiendo a su marido en bicicleta por la casa de campo a lo largo de más de 17 kilómetros, tal y como él le había propuesto, como método para iniciarse en la carrera. Resultado: “¿Lo ves? Has podido, Nueva York es tan sólo un poco más”, espetó el marido de nuestra protagonista.

A partir de ahí, la historia es infinita. “Acudí a Nueva York y estaba realmente asustada. Corrí los 42 km repitiendo en mi cabeza estas tres palabras: “Economía de carrera”, fui muy despacio, me asustaba quedarme sin fuerza. Mi tiempo: 4:43, muy elevado”. A la ciudad de los rascacielos le siguieron otras muchas más”.

Cinco meses más tarde corrió el Maratón de Londres en 2006. “Llovía mucho y para colmo me habían robado el IPod en el aeropuerto. Un amigo me prestó el suyo.  ¡No sé si fue la música electrónica horrible que me tocó escuchar toda la carrera o la lluvia durante tantos km, el caso es que cuando llegué a la meta lo había hecho en 3:41, una bajada de más de una hora!”

14 maratones

Lleva 14 maratones y en abril hará el número 15. “Hace seis meses, tras nueve años corriendo maratones, dos amigos, Juan y Oliver, me animaron a probar con el triatlón, y me lancé. Querían que hiciera un Iron Man completo, pero yo elegí probar con el Medio IM, soy de las que creo que hay que perseguir metas exigentes pero accesibles”.

Antes de saber si esa disciplina tan exigente le gustaría, Brenda cuenta: “Pedí  prestado todo; la bici y el traje de neopreno. Nadar no era un problema, pero jamás me había subido en una bici de carretera. Tuve que empezar de cero. Me estrené en el Medio Iron Man de Sevilla y me gustó tanto que me volví loca y fui – un mes más tarde – al Medio Iron Man de Mallorca”.

Ahora, comenta, “disfruto montando en bici más que ninguna otra cosa. Nadar también me gusta mucho. Lo mejor es la alternancia de los tres deportes, tanto en la vida diaria como el día de la prueba”.

“La verdad es que correr me ha dado muchas satisfacciones pero también lesiones: dos hernias y una protusión. Antes de empezar con el triatlón padecía de dolor de ciática todos los días, hasta que me lancé con el IM y con las travesías en mar abierto (este verano he hecho dos, una en Sa Dragonera, Mallorca, y otra en Barcelona)”.

Confiesa, a diferencia de otros maratonianos, que “nunca miro el recorrido antes de la carrera y hasta el año pasado tenía el mantra de no repetir jamás una carrera. Maratón hecho, maratón que no repetía. En 2014 rompí esa tradición y repetí Valencia y Sevilla. Me gustan el miedo y el vértigo de la salida, y pasar dos días sola, concentrada. Me parece espectacular la superación de la fatiga, la lucha de la cabeza para conseguir que no entren los pensamientos «malos» “.

medallasParte del secreto de sus logros: “Entreno dos horas todos los días de la semana, me alimento básicamente de  frutas y verduras, pescado, pollo y huevos. Nada de lácteos ni grasas, nada de carne roja o magra e ingiero hidratos de carbono cuando voy a competir”..

Aunque el mejor de los tesoros guardados por esta atleta excepcional es sólo uno: pasión por el deporte. Y “adicción a las endorfinas”, subraya una heroína de tulesióndeportiva.com.